sábado, 29 de octubre de 2011

La edad de la necesidad de amar.

Ya sabéis que tengo tan solo dieciséis añitos, pero ya siento esos deseos apremiantes que hacen que envidie los romances novelescos. Quiero amar y sentirme amada, y conociéndome no es propio de mi que piense así. Soy borde, estúpida, seca, cortante y lo mas insensible que puedas imaginar. Sobrepaso los límites de la corrección y cualquier comentario que salga de mi boca puede ser de todo menos amoroso. No soy romántica ni siquiera sentimental, pero estoy experimentando una realidad. Todas las mujeres llegamos a una edad en la que necesitamos un chico. Sentirnos queridas y deseadas, y envidiamos los abrazos televisivos, las historias de las novelas románticas estilo Dannielle Steel, o esos besos húmedos y sonoros de los protagonistas de nuestras series preferidas. Sé que suena típico, predecible y legendario; pero nunca pensé que ese tipo de necesidades acudieran a mi encuentro. Hoy en una tarde nubosa de un sábado cualquiera, en lo más profundo de mi persona deseo, a ese alguien especial.

viernes, 14 de octubre de 2011

Felicidades.

Hoy me felicito porque cumplo dieciseis años, no es una edad que me haga especial ilusión, pero creo que es un buen momento para darme una palmadita en la espalda y decir bien alto que aquí sigo después de tantos obstáculos. No ha sido un día para recordar ni siquiera lo definiría como bueno sin embargo estoy algo melancólica y con muchísimas ganas de la fiesta de mañana. ¿Qué nos deparará el destino ?
Después de 365 días os puedo afirmar que los deseos de cumpleaños no se cumplen, de modo que este año solo puedo pedir una cosa. Permanecer junto a mis maravillosas amigas minuto tras minuto.
Quisiera haberme despertado y encontrarme un desayuno rico rico en mi cama, subir mi cuesta hasta el colegio con una sonrisa de oreja a oreja y que ellas me sorprendieran con un enorme abrazo y un Felicidades más alto que la Tour Eiffel. Que mamá me hubiese regalado el bolso que ansiaba y que mi hermano me hablase de la manera más amable posible. No hubiese estado mal que mi "novio" me recogiese en la puerta de clase, me plantase un beso y la comida italiana acompañase la velada.¿Por qué no? Tener un buen día de cumpleaños.

martes, 11 de octubre de 2011

Cortar por lo sano.

Comienzo un nuevo blog, en un nuevo lugar. Hoy es un día para los cambios, para el adiós y el hola. Porque hoy he decidido cortar por lo sano y empecé con mi maravillosa y amada melena que se ha visto afectada por la crisis  y también ha sufrido "recortes". He disfrutado mientras veía caer cada mechón que dejaba paso al las nuevas y relucientes capas. Es un signo de que comienzo otra vez después de tantas caídas y remontadas. Apenas quedan días para mi cumpleaños y os aseguro que es uno de los que menos ilusión me hace, no sé es una sensación extraña, un número que me asusta que me impone que me produce un escalofrío. Dieciséis.
Puf, surgen los diez..y..Empecemos pasito a paso.