viernes, 14 de octubre de 2011

Felicidades.

Hoy me felicito porque cumplo dieciseis años, no es una edad que me haga especial ilusión, pero creo que es un buen momento para darme una palmadita en la espalda y decir bien alto que aquí sigo después de tantos obstáculos. No ha sido un día para recordar ni siquiera lo definiría como bueno sin embargo estoy algo melancólica y con muchísimas ganas de la fiesta de mañana. ¿Qué nos deparará el destino ?
Después de 365 días os puedo afirmar que los deseos de cumpleaños no se cumplen, de modo que este año solo puedo pedir una cosa. Permanecer junto a mis maravillosas amigas minuto tras minuto.
Quisiera haberme despertado y encontrarme un desayuno rico rico en mi cama, subir mi cuesta hasta el colegio con una sonrisa de oreja a oreja y que ellas me sorprendieran con un enorme abrazo y un Felicidades más alto que la Tour Eiffel. Que mamá me hubiese regalado el bolso que ansiaba y que mi hermano me hablase de la manera más amable posible. No hubiese estado mal que mi "novio" me recogiese en la puerta de clase, me plantase un beso y la comida italiana acompañase la velada.¿Por qué no? Tener un buen día de cumpleaños.

No hay comentarios:

Publicar un comentario