lunes, 5 de diciembre de 2011

Remember to let her into your heart.

Cuando abandonas tu sueño, mueres.
Lunes de domingos. Devorando géneros cinematográficos con el deseo  de creerme newyorkina y pensar en navidades efímeras. En más blanco que negro. Adiós exámenes, hola libertad.
Estudiándome, otra vez, pero mis teorías no se sostienen, nadie las apoya ni las refuta. Los problemas se agolpan para dejar paso a Soledad, que sin miedo pasa entre ellos para darme el beso más profundo de mi vida. El único de ninguno. Si no me he conocido, no podreis vosotros. Puedo esperar algo especial , pero no será más que vulgar; sin buscar la notoriedad, sin que la espontaneidad encuentre su acto final.

L.L.

No hay comentarios:

Publicar un comentario