domingo, 22 de enero de 2012

Siempre resultó ser demasiado tiempo.

Cuando abandonas tu sueño, mueres.


Domingo. Aunque parezca mentira tienen ese encanto particular de lo aburrido.
Hoy sumamos una decepción más al computo general.
Lady ha decidido actuar con la predisposición propia de la inteligencia de los soberbios e ignorar las actuaciones  provocadas por un complejo de inferioridad asociada a la carencia de felicidad.
El gusto por la palabras con S es una realidad evidente sin embargo siempre nos quedarán los paseos nocturnos de silencios interrumpidos por desahogos emocionales.
Diez menos tres, igual, a siete.
Sencillamente decir adiós a personas que abandonaron tu búsqueda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario