sábado, 18 de febrero de 2012

Noches frías con Sole.

Cuando abandonas tu sueño, mueres.
Después de ver a Kevin Costner proteger a la frágil Rachel (Whitney) para recordar viejas historias inmortales.
Ellas han elegido, y yo no he sido la afortunada y de nuevo con un maletín lleno de orgullo y justicia aplicada a una realidad plagada de falsedad me he refugiado en el cine.
De nuevo las amigas se han convertido en espejismos, rutinarios o no.
Sin duda hay una cosa clara, ya no me pierdo en fotografías en blanco y negro, ni me abstraigo de esas actuaciones convenientes, ahora me aparto de esas amistades peligrosas. Ahora me resigno a pasar un sábado de carnaval con un cubo de palomitas, una manta más vieja que el capitalismo, la hermana más bonita del mundo y los verdades esparcidas por el suelo porque ellas han preferido los te quiero disfrazados de ironía.
Prometí ignorar a Paula y actuar de acuerdo a mis intereses.

Lo siento, es mi temperamento ardiente quien me empuja a revelarme contra ella.
Volvemos a restar.

Podemos ponernos las aviador y soñar que somos heroínas de la vida.

lunes, 13 de febrero de 2012

Son las ganas.

Cuando abandonas tu sueño, mueres.
De pasear por el puerto con pantalones cortos.
De romper los apuntes y quemarlos en San Juan.
De olvidar el invierno.
De ser divas de la canción y recordarnos.


lunes, 6 de febrero de 2012

Tú que decías que..

Cuando abandonas tu sueño, mueres.
has roto corazones a los más guapos del lugar.

Mala, mala, mala.
Grabadas en mi mente como mi nombre.
Liderazgo de consecuencias feroces, y de insultos que cruzaron la acera hasta rebotar me y mojarme como la lluvia que caía sin importarle lo más mínimo mi presencia.
Lo que parecía la noche más graciosa del año se convirtió en la más amarga de nuestra historia como amigas.
Poner tu cuerpo y tu alma en esta causa, que te rompan en pedazos por ellas, y que después vuelva Sole. 
El sonido de mi habitación crea un atmósfera roja y a pesar de que tengo ganas de pintar se ha acabado el gris en mi paleta de colores.

Siempre nos quedarán París  y Bcn.

sábado, 4 de febrero de 2012

Es el mejor momento.

Esa perfección.
Cuando abandonas tu sueño, mueres.
Parece que no nací para ser corriente o dejarme llevar por ella.
Son días como hoy, esos en los que tu plan es ellas y tus manos están frías por la ola de Siberia, en los que sientes que eres grande o pequeña; pero que eres y serás.
Es cierto que el viento está en contra y parece que vuelve la tormenta en mi barco, pero el temporal es pasajero y siempre puedo abordar el siguiente crucero. Aunque se lleve mi diploma de nieta-
Y si, es mylady la que parece que me inyecta esa adrenalina las mañanas heladas del febrero más frío.
Hoy es noche de tequila y verdades, del miedo a perder y el deseo de ser, de ser la mejor.