sábado, 4 de febrero de 2012

Es el mejor momento.

Esa perfección.
Cuando abandonas tu sueño, mueres.
Parece que no nací para ser corriente o dejarme llevar por ella.
Son días como hoy, esos en los que tu plan es ellas y tus manos están frías por la ola de Siberia, en los que sientes que eres grande o pequeña; pero que eres y serás.
Es cierto que el viento está en contra y parece que vuelve la tormenta en mi barco, pero el temporal es pasajero y siempre puedo abordar el siguiente crucero. Aunque se lleve mi diploma de nieta-
Y si, es mylady la que parece que me inyecta esa adrenalina las mañanas heladas del febrero más frío.
Hoy es noche de tequila y verdades, del miedo a perder y el deseo de ser, de ser la mejor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario