sábado, 15 de diciembre de 2012

Jeune.

Hablemos de juventud. Hablemos de mí.
Sometiéndome al devenir-
Parte 1
Despertarte la mañana más fría de un diciembre angosto; después de un noche bañada en alcohol y promesas a corto y a largo plazo. Después de horas construyendo recuerdos a base de pintalabios, tacones altos y sonrisas como fotografías en blanco y negro. Silencio de esos que ensordecen a los mudos.  Y luego yo, tan morena y tan fría, tan ansiosa de baños de sol y de centros de ejes. Buscando alguien que me guíe en esto que llamamos vida. Yo que lo tenía todo tan nítido, que no vacilaba en mis pasos y presumía de madurez y sentido común, de pronto sometida a este devenir constante que tambalea principios, creencias y lo defendido durante casi dos décadas. Cuestionándome cada decisión y con miedo a no hacer la correcta elección. Sin saber por que puerta de que Universidad entrar o sin ni siquiera creer en aquellos estudios. La de los sobresalientes. La de lo díficil es lo adecuado. La de hoy es mañana y mañana es hoy. La del no querer porque duele. La de largas novelas y larga melena. Está pérdida y no encuentra ni el mapa.